Noticias

¿Cómo afecta el cigarrillo a la salud de los huesos?

Te contamos qué consecuencias puede acarrear el consumo de tabaco en la densidad ósea.


Cuando pensamos en los efectos nocivos del cigarrillo para la salud, solemos circunscribirnos a enfermedades pulmonares o cardiovasculares. Es importante recordar que el tabaquismo es la primera causa de muerte prevenible a nivel mundial y que los fumadores tienen una expectativa de vida entre 7 y 10 años menor que los no fumadores; además de que su calidad de vida es menor.

Sin embargo, pocos suelen reparar en que este hábito también puede acarrear graves consecuencias para la salud de los huesos y las articulaciones. Por suerte, muchos de estos efectos son reversibles, por lo que abandonar el cigarrillo es el primer paso para disminuirlos.

Entre las secuelas más importantes del cigarrillo para la salud músculo-esquelética, podemos destacar que:

  • Reduce el aporte de oxígeno a los huesos y a otros tejidos corporales.
  • Disminuye la producción de células formadoras de hueso, por lo que se produce menos hueso, y de menor calidad.
  • Disminuye la absorción intestinal de calcio, un componente esencial para la mineralización de los huesos, generando, por lo tanto, huesos más débiles.

Fumar  también afecta a otros tejidos del sistema músculo- esquelético, aumentando el riesgo de enfermedades y lesiones. Lo fumadores son más propensos a: 

  • Sufrir lesiones por sobreuso como bursitis o tendinitis
  • Padecer fracturas y esguinces

Contraer dolores lumbares o enfermedades de los discos intervertebrales.