Noticias

El calcio y la vitamina D: Importantes a toda edad

2 nutrientes esenciales para la salud en todas las etapas de la vida.


 

Existe una gran cantidad de nutrientes que nuestro organismo necesita para mantenerse saludable. En lo que refiere a la salud de nuestros huesos, tanto el Calcio como la Vitamina D, se convierten en esenciales. Además, ambos poseen una amplia variedad de beneficios para la salud.

El calcio es necesario para que el corazón, los músculos y los nervios funcionen debidamente, y también para la coagulación de la sangre. La insuficiencia de calcio contribuye de manera considerable al desarrollo de osteoporosis. El consumo inadecuado de calcio durante toda la vida guarda una estrecha relación con la disminución de la densidad ósea y con un alto índice de fracturas. Estudios a nivel mundial, revelan que la mayoría de las personas no  incorporan a su organismo la cantidad de calcio suficiente para que sus huesos crezcan y se mantengan sanos. E incluso aquellas que llevan una dieta equilibrada, podrían eliminar mucho del calcio que consumen debido al aumento en los niveles de consumo de proteínas y sodio (sal), que provoca que los riñones descarten una mayor cantidad de este importante mineral. Por este motivo, debe evitarse la ingestión excesiva de estas sustancias, especialmente en aquellas personas que consumen poco calcio.

Por otro lado, nuestro cuerpo requiere de la vitamina D para absorber el calcio. Sin suficiente vitamina D, no podemos absorber suficiente calcio . Cuando esto ocurre, el cuerpo se ve obligado a movilizar las reservas de calcio depositado en el esqueleto, lo que debilita el hueso existente e impide la formación y el fortalecimiento de hueso nuevo y fuerte.

Se puede obtener vitamina D3 de tres formas: a través de la piel, con la ingesta de ciertos alimentos y por medio de suplementos. Se recomienda un consumo diario de 400 UI de vitamina D3.

Es importante recordar que una alimentación rica en calcio y en vitamina D es sólo una parte del régimen para la prevención o el tratamiento de la osteoporosis. También es fundamental  realizar ejercicio físico una medida que ayuda a  fortalecer los huesos a cualquier edad.

Sin embargo, es posible que estas medidas no sean suficientes para detener la pérdida de hueso causada por el estilo de vida, el consumo de ciertos medicamentos y la menopausia. En estos casos, el médico puede determinar si, además de tener una alimentación adecuada y de establecer un programa de ejercicio físico, se necesita de algún medicamento para disminuir el riesgo de osteoporosis.

Referencias: http://www.niams.nih.gov/Health_Info/Bone/espanol/Salud_hueso/default.asp