Noticias

El papel de la Vitamina D3 en la salud de los huesos

¿Qué función cumple? ¿Qué sucede si nos falta?


Si bien el calcio es un mineral fundamental, la vitamina D3 también cumple un papel esencial en el mejoramiento, la construcción y la salud de la materia ósea.

La importancia de esta sustancia reside en que interviene en la absorción del calcio. El organismo absorbe el calcio a lo largo del tracto intestinal y es la Vitamina D3 (Vitamina D activa) la encargada de controlar su absorción, para nutrir luego a los huesos.

La falta de vitamina D3 por sí sola puede ocasionar osteomalacia (reblandecimiento óseo), que debilita aún más los huesos y aumenta el riesgo de fracturas.

Entre otras de sus funciones más importantes dentro del organismo, podemos destacar que la vitamina D interviene en el mantenimiento de los sistemas óseo y dentario, ayuda en la regulación de los niveles de calcio y fósforo, participa en el crecimiento y la maduración celular y contribuye al fortalecimiento del sistema inmune.

Sin embargo, existen pocos alimentos ricos en vitamina D, por lo que, en ocasiones, puede resultar complicado incorporarla a través de la alimentación. La vitamina D está presente en algunos lácteos enteros, algunos pescados, cereales, y bebidas de soja.

Se ha demostrado que la combinación de vitamina D3 y calcio en algunos suplementos aumenta la densidad ósea y disminuyen las fracturas en mujeres posmenopáusicas.

Por eso, en los casos en los que exista una deficiencia de esta vitamina, debido a una dieta pobre en variedad de nutrientes, los profesionales médicos pueden recomendar el uso de suplementos dietarios. La ingesta adecuada de calcio y vitamina D3 es fundamental para mantener la densidad y fortaleza de los huesos.