Noticias

Fisioterapia contra la Osteoporosis

¿Cómo puede ayudar en la prevención y el tratamiento de la enfermedad?


 

La Osteoporosis se presenta como una enfermedad ósea común, que afecta especialmente a mujeres después de la llegada de la menopausia. Este proceso degenerativo de los huesos hace referencia a la pérdida de densidad ósea, algo que se produce de manera natural a partir de los 35 años.

Se trata de un proceso  que se presenta de manera silenciosa,  que se mantiene en el tiempo sin síntomas evidentes hasta que un acontecimiento, generalmente una fractura, revela la fragilidad de los huesos;  una vez que la enfermedad ya está establecida.

Entre las causas que desarrollan este tipo de patologías se encuentran: los trastornos alimenticios, la diabetes, el hipotiroidismo, el uso de ciertos medicamentos de manera prolongada, una dieta pobre en Calcio, padecer inmovilizaciones prolongadas , fumar o un descenso de hormonas, como en el caso de la menopausia.

A pesar de los efectos negativos, existen diferentes opciones para mantener, conservar e incluso mejorar la calidad de nuestros huesos.

La fisioterapia adquiere un gran papel en este proceso, ya que es imprescindible a la hora de recuperar la actividad general de un paciente con Osteoporosis, pero también para favorecer la densidad del tejido óseo.

El ejercicio terapéutico, adaptado a cada caso por un profesional, ayuda a la mineralización de los huesos . Gracias al asesoramiento y seguimiento del fisioterapeuta se evitará que el paciente experimente cualquier efecto negativo en la realización de las actividades, aprovechando sólo sus beneficios. Entre algunos de los métodos utilizados por los fisioterapeutas se destacan:

  • Enseñar y practicar habilidades funcionales , motoras y de movilidad
  • Ejercicios terapéuticos de fortalecimiento, resistencia y movilidad de las articulaciones
  • Actividades de equilibrio y coordinación
  • Apoyo para actividades de recreación, juegos y tiempo libre
  • Adaptación de actividades y rutinas de cuidado diario
  • Recomendaciones acerca de las actividades del hogar

Cabe recordar que para luchar contra la osteoporosis la clave está en la prevención. Sólo a través de unos hábitos de vida adecuados, del ejercicio físico regular o de una dieta equilibrada y rica en calcio y Vitamina D3, podremos mantener nuestros huesos fuertes, evitar los efectos negativos de esta patología y asegurar en lo posible un envejecimiento saludable.