Noticias

La importancia de no abandonar el ejercicio durante las vacaciones

¿Cómo podemos seguir en movimiento en la época de descanso?


 

Realizar actividad física moderada con frecuencia es una de las maneras más sencillas de prevenir y controlar ciertas enfermedades cardíacas o pulmonares; combatir la diabetes, la obesidad, la depresión, la ansiedad; tonificar los músculos y fortalecer los huesos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera actividad física a todo movimiento corporal que genere un gasto de energía y su consecuente quema de calorías. Eso quiere decir que podemos hacer actividad física al caminar, jugar, practicar la jardinería, patinar, limpiar la casa, bailar, andar en bicicleta o subir escaleras.

Por eso, aun si durante las vacaciones decidimos dejar de ir al gimnasio o cortar con la rutina de salir a correr día por medio, no significa que debamos pasar todo el día echadas tomando sol o frente al televisor. Incluso podemos aprovechar el destino al que decidamos viajar para mantenernos en movimiento haciendo las cosas que más nos gusten, como dándonos un chapuzón en el mar, paseando por las sierras o andando a caballo por el campo.

Lo único importante a tener en cuenta es que el tiempo mínimo recomendado, necesario para prevenir enfermedades y mantener un peso ideal es de 30 minutos diarios de actividad moderada. Así que estas vacaciones, ya no hay excusas para no seguir en movimiento. Tu salud te lo va a agradecer.